casas para perros de tela

Las casas para perros de tela son muy populares sobre todo entre los dueños de perritos de razas pequeñas o medianas. No son complicadas de limpiar y, sobre todo, son el tipo de casetas que conviven junto a los dueños dentro del hogar. Si vives en un piso y prefieres que tu mascota viva contigo en el mismo lugar que tú habitas, entonces lo más adecuado es elegir una de entre las diferentes casetas para perros de tela que existen.

Descubre las ventajas y desventajas de las casas para perros de tela

La mayoría de las telas producidas para casitas para perros de tela son aptas para ser lavadas en la lavadora. Así, no tendrás ningún problema con la limpieza. En realidad la limpieza de estas casitas es rápida y fácil.

Son ligeras y se transportan fácilmente. Se pueden montar y desmontar de forma muy rápida.

El mercado está lleno de casetas de tela y ofrece múltiples tamaños, diseños y colores. No tendrás problema elegir una a tu gusto.

Son accesibles en cuanto al precio, y extremadamente cómodas para que tu perrito pase un tiempo extraordinario en su propio hogar.

Las casitas para perros de tela no se pueden colocar en el exterior. Sirven únicamente para el interior. Por otra parte, si a tu perrito le gusta morder, puede dañar la caseta. Desde que el material no es muy duradero, es posible que su vida útil sea algo menor.

Por otra parte, no todos los diseños  pueden encontrarse en un tamaño adecuado para razas grandes.

¿Cómo escoger la mejor casita de tela?

El mercado está lleno de casas para perros de tela. No resulta un problema comprar una, pero ¿será la adecuada para tu mejor amigo? Vamos a ver los criterios que hay que tener en cuenta a la hora de elegir la más idónea para tu perrito.

El tamaño: Es muy importante elegir el tamaño correcto de nuestra casita, para que tu fiel amigo tenga suficiente espacio para entrar, darse la vuelta, tumbarse, etcétera. Para ello es fundamental medir al perrito y según sus medidas elegir el tamaño adecuado para su casita. Para saber cómo medir al perro paso a paso, consulta nuestra página de inicio: https://www.casasparaperros.eu/

En el apartado ¨Tamaño adecuado¨ lo encontrarás.

Mantenimiento: Fíjate en el tipo de material de tela. ¿Puede lavarse en la lavadora? Si es así, te facilitará mucho la limpieza de la caseta.

También consulta si la casita se puede desmontar fácilmente. En caso de cambiar el lugar en el que queremos ubicar la casita, o incluso en caso de que desees llevarla en tus viajes, ya verás: lo agradecerás.

Resistencia a los arañazos: Si planeas comprar una caseta para un perro que todavía es cachorro y, si a este le gusta morder y deshacer todos los objetos que encuentra, debes tener cuidado para que el material de la caseta sea resistente a los arañazos. En este caso, la casita para tu mascota durará más y no necesitarás volver a comprar una nueva.

Colchón o cojines: Algunas casetas se venden con o sin productos complementarios, hablamos por ejemplo de un colchón o cojín añadido, que viene con la caseta. Descubre qué incluye la caseta que deseas para tu perro, y por qué es muy importante que la casa lleve algún tipo de material incluido en su suelo, de forma que el perrito no sufra del frío proveniente del mismo.

Color: Si el clima de tu país o ciudad es, sobre todo durante el invierno, lluvioso o con mucho barro, es altamente aconsejable elegir colores oscuros de tela para la caseta de nuestro amiguito. Así, la suciedad no será tan visible y no tendrás que limpiarla con tanta frecuencia.

¿Elegir o no elegir entre las casetas para perros de tela?

Es conveniente saber si tu perro va a vivir en su caseta, en el interior o en el exterior. Si quieres que tu perrito comparta el calor del hogar contigo, la caseta de tela para perros es más que probablemente una muy buena opción.

Para elegir este tipo de casitas es adecuado tener una raza pequeña o mediana.

Si no dispones de demasiado tiempo para cuidar la limpieza de la futura casa para tu perrito y, sabes que la vas a necesitar transportar o mover en algún momento, definitivamente será la elección perfecta para ti y tu perrito te lo agradecerá caninamente.

Limpieza y cuidado de una caseta de tela

Como hemos mencionado antes, la limpieza así como también el cuidado de una casa de tela para perros, no es complicada y sí bastante rápida.

Limpieza de una casa para perro de tela paso a paso

Al igual que en otro tipo de casas, hay que quitar todos los juguetes que tiene dentro tu mejor amigo. También, deberás sacar los cojines y limpiarlos a conciencia.

Si observas la suciedad de la caseta que trae tu perrito desde fuera, como por ejemplo hierbas, césped o polvo, será suficiente con pasar la aspiradora por dentro de la caseta.

Si ves que la suciedad es grande, o que hay manchas, por ejemplo, y si el material así como también el tamaño de la caseta te lo permite, no lo dudas: ponla en la lavadora.

En caso contrario la podrás limpiar con un trapo húmedo y un producto suave, preferiblemente para perritos.

Permite que se seque bien la casita y no dejes que tu perrito la use, mientras no esté seca al cien por cien. Después será mucho más agradable volver para él a una casita bien limpia.

¿Dónde debería colocar una casa de tela para perros?

Sin dudarlo, la mejor opción es colocarla en un lugar tranquilo en casa, para que el perrito pueda descansar y nada rompa su sueño. Evita lugares de paso, y sí encuentra un lugar en tu hogar en donde el perro se encuentre tranquilo y resguardado.

Evita lugares cerca de radiadores, también, para que tu mascota no sufra de excesivo calor, o lugares en donde haya corriente, para que nuestro amigo can no tenga frío.